Los cítricos engloban a todo un conjunto de frutas que pertenecen al género Citrus, que se caracterizan por su típico sabor ácido o agridulce. Debido a la facilidad de hibridación de los cítricos, todos los cultivos para uso comercial se obtienen injertando las especies cultivares deseadas sobre plantones seleccionados por su resistencia a las enfermedades.

Oriundo del Asia tropical y subtropical, este género contiene tres especies y numerosos híbridos cultivados, inclusive las frutas más ampliamente comercializadas, como el limón, la naranja, la lima, el pomelo y la mandarina, con diversas variedades que dependen de la región en la que se cultive cada una de ellas.

MANDARINA

La clementina tiene características similares a la naranja, aunque más pequeña y delicada. Su sabor dulce y refrescante la hacen una fruta muy apetecible para todas las edades. El grato dulzor, su poca acidez, junto a la suavidad de su pulpa convierten a clementina en uno de los cítricos más populares del mundo.

NARANJA

La naranja, pertenece al género Citrus de la familia de las Rutáceas. El naranjo es el más cultivado de todos los cítricos. Las naranjas, gracias a su agradable sabor constituyen una de las principales frutas de mesa, y son muy populares y consumidas por toda la población.

POMELO

El Pomelo es el fruto del árbol homónimo que pertenece al género Citrus de la familia de las Rutáceas. Los frutos tienen la particularidad de que su pulpa está formada por numerosas vesículas llenas de jugo. El pomelo es un fruto con forma de esfera ligeramente achatada.

LIMÓN

El limón es un cítrico del género Citrus, pertenece a la familia de los agrios y por tanto comparte muchas de las características de otras especies de cítricos, como es tener una piel gruesa. La pulpa es color amarillo pálido, jugosa y de sabor ácido dividida en gajos. El color de la corteza es amarillo y especialmente brillante cuando está maduro.