Melón, Cucumis melo, una fruta que pertenece a la familia botánica de las Cucurbitaceae igual que el pepino, el calabacín o zucchini, la calabaza o zapallo y la sandía. Los melones son fruta muy consumida en muchos países debido a su sabor dulce, a que es refrescante y, cómo no, a los beneficios del melón. Y es que, además de disfrutar de su sabor, las propiedades del melón son muy interesantes para nuestra salud.

A pesar de lo que pudiera parecer, la sandía es un alimento denso en nutrientes, que nos proporciona una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes por una baja cantidad de calorías. Con la llegada del verano, la sandía se convierte en un indispensable aliado gracias a su sabor dulce y a que es una de las frutas más refrescantes que existen por estar compuesta en un 92% de agua.

MELÓN

El melón es una planta herbácea, trepadora de la familia de las Cucurbitaceae. Necesita de climas tropicales, secos, de suelos ricos en materias orgánicas y bien drenados.

Las variedades más conocidas del melón son:

  • Melón Galia: Bastante aromático. Carne blanca verdosa y poco consistente (blanda).
  • Melón Piel de sapo: Carne amarillenta, compacta y crujiente. Sabor dulce, refrescante, con mucha agua y aromático.
  • Melón Amarillo: Su pulpa es blanca y dulce.
  • Melón Cantaloup: Pulpa color naranja, bastante dulce y de aroma característico, pero que se debe consumir con rapidez.

SANDÍA

La Sandía es una planta herbácea, que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas y crece de la planta llamada Sandiera. Necesita climas cálidos para su desarrollo.

Las sandías se dividen en dos tipos:

  • Sandía rayada: Tiene dos variedades, con pepitas y sin pepitas.
  • Sandía Negra: Al igual que la rallada, tiene una variedad con pepitas y otra sin pepitas.